Del ayuntamiento al ring: el combate de boxeo entre dos alcaldes

In Boxeo, Noticias by Ana GarcésLeave a Comment

La ciudad de Chiquimula, Guatemala, vivió un combate de lo más surrealista el pasado fin de semana. Dos alcaldes se subieron al ring para pelear en un evento benéfico.

 

¿Se imaginan a Almeida o a Carmena sobre el ring? Aunque aquí nos parezca inconcebible, no lo fue en esta ciudad del este de Guatemala. Dos alcaldes se enfundaron los guantes para enfrentarse en un combate de lo más surrealista. Esduin Javier, alcalde de Ipala y Ernest Steve, alcalde de Mixco, protagonizaron una velada que mantuvo a los dos municipios más enfrentados que nunca. El objetivo, recaudar fondos para un acto benéfico.

En las gradas, unas 1.500 personas disfrutaron del polémico combate. Un lleno absoluto. Vitorearon a sus alcaldes y vibraron de emoción ante el tan esperado evento. Imaginen las ganas que tendrían los vecinos de ambas localidades de ver a sus alcaldes devolviéndose golpes. Más aún, con el tremendo final que se vivió sobre el ring de Ipala, localidad en la que tuvo lugar el combate. Esduin Javier, que jugaba con ventaja al pelear en casa, noqueó a su rival en a penas noventa segundos. Delante de su público, no pudo tener mejor final. El vídeo de la pelea no deja de compartirse en redes sociales y ya lo han reproducido miles de personas en todo el mundo. No se pierdan la técnica de ambos alcaldes al lanzarse los golpes y sus mejores armas. Y uno de los momentos estrella: la entrada triunfal de ambos como si de dos boxeadores de renombre se tratara, imitando a McGregor y Cerrone en su último combate. No tiene desperdicio.

Los alcaldes evocan el McGregor vs Cerrone

Casi sin querer y, desde luego, salvando las distancias, el Ernest vs Esduin evocó en Guatemala el emocionante a la par que breve combate entre McGregor y Cerrone. Eso debieron pensar todos los vecinos después de ver la emoción con la que se vivió y el apoteósico desenlace que tuvo.

Duró poco más que el que se vivió en el T-Mobile Arena de Las Vegas, unos noventa segundos que tuvieron en vilo a los vecinos de Ipala y Mixco, los dos municipios separados por unos 200km. Todos ellos disfrutaron de una pelea de lo más atípica.

Un espectáculo que cumplió con creces sus expectativas cuando ambos alcaldes se enfundaron los guantes, y que ya prometía cuando un día antes los dos se subieron a la báscula, en calzoncillos, para realizar el habitual pesaje. Todo muy surrealista.

Leave a Comment