Entrenador de Ngannou: “Los fanáticos y el mundo de las MMA quieren ver a Francis enfrentando a Jon Jones”

In Noticias MMA by Leandro GambettaLeave a Comment

Los eventos PPV de UFC para el resto de 2021 se están llenando rápidamente, pero todavía falta una presencia gigantesca en la lista de fin de año: el rey de los pesos pesados Francis Ngannou.

Ngannou ha estado fuera de acción desde que noqueó a Stipe Miocic en solo 52 segundos en el segundo round de su revancha en marzo para capturar la corona de peso pesado de UFC. Se espera que la próxima pelea de unificación del título sea contra su ex compañero de equipo, Ciryl Gane, quien ganó un cinturón interino con un nocaut sobre Derrick Lewis en UFC 265. Y aunque todavía no hay nada oficial, el entrenador de Ngannou, Eric Nicksick, le dijo a Ariel Helwani de The MMA Hour el miércoles que una fecha a principios de 2022 es lo que el equipo está anticipando actualmente.

“Estoy esperando, y eso es lo que hemos estado dando vueltas. Hemos estado escuchando enero. Pero nunca se sabe, hombre. UFC siempre está dispuesto a lanzarte una bola curva y luego, ‘Oh, ¿adivina qué? Vas a pelear contra Jon Jones ahora”.

El camino de Ngannou desde UFC 260 ha sido extraño. El presidente de UFC, Dana White, pasó el período previo a la revancha de Francis con Miocic afirmando que el ganador pelearía contra el ex campeón de peso semipesado de UFC Jon Jones en una súper pelea de peso pesado. El enfrentamiento entre Ngannou y Jones habría hecho un gran negocio, sin embargo, los funcionarios de UFC giraron casi inmediatamente después de no llegar a un acuerdo con Jones.

Entonces, apuntaron a una revancha entre Lewis y Ngannou para UFC 265. Una vez que Ngannou no pudo llegar a la fecha, el UFC eligió a Gane como reemplazo y colocó un cinturón interino en el enfrentamiento a pesar de que sucedió menos de cinco meses después de la victoria por el título de Francis.

Ahora no está claro cuándo o si Jones volverá a pelear. Nicksick todavía espera que el enfrentamiento entre los dos titanes sea uno que pueda darse antes de que se pierda para siempre.

“Siempre pienso que hay una posibilidad, y tienes toda la razón, creo que esa es la pelea que hay que hacer. Y odiaría perder esa oportunidad entre Francis y Jon. Me recuerda un poco a cuando se suponía que Manny Pacquiao y Floyd Mayweather debían pelear la primera vez. Luego algo pasó con Pacquiao y el brillo se desvaneció. Así que espero que esa sea la pelea que suceda, porque honestamente, en mi mente siento que Jon Jones es el mejor libra por libra de la historia. Y como entrenador y como competidor, quiero competir contra los mejores”.

El entrenador también afirmó que de no concretarse el combate con Jones, Ciryl Gane podría ser el siguiente para Ngannou.

“Tengo el mayor respeto por Jon y Brandon Gibson y ese equipo en JacksonWink. Pero esto es lo que queremos hacer, queremos competir y vamos a competir contra los mejores disponibles. Y creo que Ciryl ha puesto su nombre en ese sombrero, pero esa es la pelea que creo que los fanáticos y los medios y todos quieren hacer, son Jon y Francis”.

Por ahora, la pelea de Jones sigue siendo una posibilidad remota. White ha insistido repetidamente en que una pelea de unificación del título entre Ngannou y Gane es la nueva prioridad de UFC para la división.

Gane tiene un perfecto 10-0 en su carrera de MMA y ha ganado sus siete apariciones en UFC de manera dominante. Después de su brutal finalización sobre Lewis en UFC 265, Ciryl incluso fue instituido como el favorito para derrotar a Ngannou por varias casas de apuestas en línea. Y aunque la pelea de Lewis fue impresionante para Gane en su minuciosidad, Nicksick sintió que una actuación anterior fue la verdadera “fiesta de estreno” del francés.

“Para mí, en realidad estaba más impresionado con lo que hizo con Alexander Volkov”, dijo Nicksick. “Pensé que esa pelea iba a ser más reveladora, en mi opinión, solo por el alcance y la longitud y lo que Volkov es capaz de hacer como striker”.

La relación entre Ngannou y UFC ha sido frágil en los últimos meses. Ngannou le dijo a GQ después de UFC 265 que a veces ni siquiera está seguro de si realmente es el campeón o no. “Es realmente confuso”. Agregó que “estaban sucediendo muchas cosas detrás de escena” y que no creía que UFC estuviera contento con él después de que rechazó una oferta de contrato que “no estaba bien” en sus ojos antes de la revancha contra Miocic.

Pero en última instancia, Ngannou y su equipo han estado manejando los golpes, y Nicksick dijo que continuarán haciéndolo hasta que el próximo paso del campeón de 34 años esté completamente resuelto.

“Son un negocio, tienen que hacer lo que sea mejor para ellos”, dijo Nicksick. “Sin embargo, lo que más me alegra es el hecho de que Francis está en el gimnasio desde entonces. En el momento en que supimos que pelearíamos contra Derrick Lewis, comenzó el campamento. Así que casi me recuerda los días de la pandemia cuando teníamos a Jairzinho Rozenstruik. Terminamos teniendo un campamento de casi 14 o 15 semanas, y eso nos ayudó mucho. Mantuvo su peso bajo, lo mantuvo activo. Llegamos a desarrollar habilidades y hacer muchas cosas detrás de escena”.

Leave a Comment