Julio César Chávez: “Soy culpable de que mis hijos sean adictos a las drogas”

In Boxeo by Leandro GambettaLeave a Comment

La leyenda viviente del box, Julio César Chávez no mantiene una buena relación con sus hijos, según comentó en un canal de Youtube, donde aseguraba que mucho tuvo que ver la relación amistosa que lleva con Saúl Álvarez y la recomendación para que mejor se retiraran del boxeo. 

Fue el pasado 19 de julio en el Estadio Jalisco, cuando luchó la Leyenda del Boxeo. En esa función también se subieron sus dos hijos, Omar y Julio. Ambos registraron derrotas contra sus respectivos rivales. Pero la mala noche la aderezó la presencia del Canelo, quien incluso subió al ring con Chávez.

Chávez, de 58 años, se midió ante Héctor ´Macho´Camacho mientras que su hijo mayor Julio César Chávez Jr se enfrentó ante Anderson Silva. El Junior perdió por decisión unánime, mientras que Omar Chávez se enfrentó contra “Inocente” Álvarez, el hermano del Canelo Álvarez, y también sufrió un descalabro. 

La gota que derramó el vaso esa noche fue la presencia del Canelo junto a su padre. Al respecto, el retirado pugilista dijo: “Se me ocurrió subir al Canelo al ring, la verdad es que es un buen muchacho y me nació hacerlo, fue algo espontáneo. Ellos se pusieron celosos, que por qué a ellos no los tomé en cuenta para eso. En fin, por más explicaciones que les di, se enojaron conmigo. No me hablan ahorita”.

Sin embargo, en dicha entrevista, Chávez reveló que sus hijos sufren con las adicciones.

En dicha plática, la Leyenda del Boxeo mexicano reveló que, al igual que él, sus dos hijos tienen problemas con las adicciones, lo cual no han querido combatir como él lo hizo en la parte final de su carrera.

“No han querido internarse, en fin. Hay muchas cosas que arreglar en ese aspecto, pero espero que pronto todo esté más tranquilo”. Concluyó Julio César Chávez.

La confesión del ex campeón del mundo es una de la razones por las que la convivencia se ha tornado complicada entre ellos y él, al grado de asegurar que la relación entre padre e hijos está totalmente rota, no sólo por las adicciones y los celos, sino también por otros aspectos que han complicado el lazo familiar. Incluso Chávez reconoció que él mismo tiene parte de la culpa.

Siempre ha sido complicado estar con ellos. La realidad es que no he sido un gran ejemplo, no traté bien a su madre, luego se dedicaron a lo mismo y vinieron las comparaciones” comentó Julio César Chávez.

Leave a Comment