La conmovedora historia de Adrian Yáñez: lleva su contrato de UFC a la tumba de su padre

In Noticias, Noticias MMA by Ana GarcésLeave a Comment

Adrian Yáñez le hizo una promesa a su padre y la ha cumplido: llevarle su nuevo contrato de UFC a la tumba donde está enterrado

Yáñez es un hombre de palabra. En los últimos años la vida le ha golpeado duro, pero también le ha enseñado que a veces, por más fuerte que golpee, por más gris que se vuelva todo, siempre vuelve a salir el sol. Pocos años después de fallecer su padre, ha logrado el sueño que llevaba tiempo esperando: un nuevo contrato con UFC. ¿Y saben que es lo primero que quiso hacer el luchador estadounidense nada más recibirlo? Ir a enseñárselo a su difunto padre.

Adrián Yáñez fue uno de los pocos afortunados en la Serie Contener 28 de Dana White, quien logró batir por nocaut técnico en tan solo 39 segundos a Brady Huang. Fue allí donde brilló, donde consiguió imponerse para subir un nuevo escalón y optar a un contrato en la mejor promoción del mundo de las artes marciales mixtas. Nada más conseguirlo, en lo primero que pensó fue en mostrárselo a él, tal y como le había prometido. A la persona que más le apoyó desde pequeño, y quien le hubieses encantado que pudiera verlo luchando por su sueño: su padre.

“Sabía lo duro que estaba trabajando y quería decirle: ‘Papá, lo hice’”

Yáñez perdió a su padre en febrero de 2016 a causa de un cáncer de estómago. Es a él a quien le debe que le inculcara esa pasión por las MMA. Le ha seguido, le ha apoyado y se ha perdido el mejor momento profesional de la carrera del luchador. Por eso, ahora, no quería que se perdiera el nuevo contrato del que ya puede presumir con UFC. Y así ha hecho Yáñez. Con emoción, se lo ha llevado hasta la tumba de su padre. Lo ha mostrado en sus redes sociales con el siguiente mensaje:

Cumplí mi promesaDesearía que estuvieras aquí. Te amo y te extraño, papá.
Gracias a todos los que hicieron esto posible
🙏”.

Además, Adrian también ofreció a MMA Junkie unas conmovedoras palabras: “Mi padre siempre cumplió sus promesas, así que me inculcaron la idea de cumplir mi palabra. Esto era algo por lo que mi papá sabía que yo estaba trabajando, sabía lo duro que había estado trabajando para ello y asistía a cada sesión de entrenamiento. Mi papá fue una parte muy importante de mi viaje, así que quería mostrárselo y decirle: ‘Pops, lo hice’. Aunque estaba triste de que no estuviera (aquí) físicamente, me sentí muy feliz de poder cumplir la promesa que le hice a mi padre “.

Leave a Comment