Maisha Katz atiende a Titan Channel y muestra las consecuencias de su pelea en WLC

In Noticias, Noticias Muay Thai by Ana GarcésLeave a Comment

A la izquierda de la imagen, la pelea entre Maisha Katz y Souris Manfredi. A la derecha, las lesiones que sufrió la luchadora española, que tuvo que ser trasladada al hospital

Maisha no pudo lograr la victoria, pero su apellido quedará grabado en la historia tras pelear en el primer Campeonato Femenino de Lethwei por el cinturón WLC

Era su primera pelea después de mucho tiempo. Estaba nerviosa. Impaciente por subirse al ring. Por volver a vivir la tensión de la competición. Pero esta vez no pudo ser. Maisha cayó derrotada en el Primer Campeonato Femenino de Lethwei, frente a la francesa Souris Manfredi.

La tarde de ayer, viernes, fue una tarde especial en Tailandia. Se vivió el primer evento principal entre dos mujeres en la disputa de este título, en toda la historia de este deporte. Un orgullo para ellas, y para el resto de la humanidad que ve cómo poco a poco disminuye la brecha de desigualdad.

Estoy muy contenta, un ‘main event’ de mujeres como este no se había visto nunca, y aquí en Tailandia se nota mucho la diferencia entre hombres y mujeres. Nosotras cobramos menos, hay muchos eventos en los que no podemos pelear… Por eso estoy tan contenta y orgullosa de haber podido participar en un evento como este, a pesar de no haber podido ganar”, cuenta Maisha Katz en una entrevista a Titan Channel.

Pelea entre Maisha Katz y Souris Manfredi por el cinturón WLC
Pelea entre Maisha Katz y Souris Manfredi por el cinturón WLC
Imágenes de Maisha desde el hospital

Maisha muestra a Titan Channel las consecuencias de la pelea tras pasar la noche en el hospital

Hablamos con Maisha poco más de 24h después de su pelea en WLC -podrán ver la entrevista completa en los próximos días en nuestra plataforma, redes sociales y en Titan Channel HD-. Ella misma nos muestra, en exclusiva a Titan Channel, las “heridas de guerra“, consecuencia de la pelea. Maisha tuvo que ser trasladada al hospital.

Tanto ella como Souris Manfredi ofrecieron un auténtico espectáculo en el estadio birmano Then Pyu, en un evento único. Maisha intentó imponerse desde el inicio. Buscó mantener la iniciativa durante los dos primeros asaltos. Pero en el tercero comenzaría a decaer. La francesa logró reponerse y tomar el protagonismo de la pelea. Y, tras el cuarto asalto, tuvo que retirarse. En ese descanso, el médico y su entrenador le aconsejaron, o más bien ordenaron -ya que, si hubiera sido por Maisha, hubiese seguido peleando-, que se detuviera el combate. Y así sucedió. Maisha acabó cayendo derrotada por decisión técnica. Así nos lo contaba la luchadora:

“Yo por el ojo izquierdo ya no veía, y la cara la tenía muy perjudicada. Hubiese hecho el quinto asalto… Pero si ellos decidieron que no, fue una buena decisión porque son ellos los que me ven desde fuera. La salud también es muy importante. Al final, si lo hubiese hecho, quizá hubiera acabado peor”.

Por el ojo izquierdo ya no veía… Yo quería hacer el quinto asalto. Pero quizá hubiera acabado peor”

“Aquí mucha gente me llama ‘corazón grande’ (en tailandés) porque a mí nunca me gusta parar

Maisha, la luchadora de ‘corazón grande’

La luchadora española llevaba un año sin pelear: “Pasé por bulimia y me he pasado un año sin pelear por problemas de salud”. Maisha esconde detrás una dura historia. Tras tener que instalarse a principios de 2018 en Tailandia para luchar por su sueño, pasó por una etapa de salud complicada de la que hoy en día puede decir que ya está recuperada. Por eso, uno de los principales hándicaps era el pesaje: “No era mi categoría y me tuve que apretar esos últimos kilos, pero lo conseguí”.

Ahora, la luchadora nos muestra, después de tener que pasar incluso la noche en el hospital, cómo le ha quedado el rostro tras la pelea, y las consecuencias de su derrota. Una derrota sufrida en un deporte durísimo: “Lethwei es muy duro, es bastante distinto al Muay Thai. Se pelea sin guantes, por eso se me ha quedado así la cara…”.

Pero, tras haberlo dado todo sobre el ring, ya piensa en la recuperación y en prepararse para el próximo reto. Nos desvela que le gustaría volver a pelear en unas seis semanas.

“Aquí mucha gente me llama ‘corazón grande’ porque a mí nunca me gusta parar. Yo siempre quiero continuar las peleas. Tengo mucho orgullo y coraje”.

De eso, estamos convencidos. Orgullo y coraje no le falta. Maisha es una luchadora de ‘corazón grande’, y mucha fuerza, que, por ahora, ya ha logrado hacer historia al convertirse en la primera española en pelear en una modalidad tan dura como el lethwei.

Leave a Comment