Me la juego por Tyson Fury

In Boxeo, Noticias by Alfredo DuroLeave a Comment

No, no será un simple combate el que nos permita conocer muy pronto quien es el rey indiscutible de los pesos pesados. Anthony Joshua y Tyson Fury han dado el primer paso para verse las caras en el ring y unificar el título en dos combates que, según lo previsto y como lo ha anunciado el promotor Eddie Hearn, se celebrarían el próximo año 2021. ¿Por qué dos combates? Por la sencilla razón de que, en la superprofesional infraestructura del boxeo profesional que rige en Inglaterra y Estados Unidos, casi nunca se deja nada a la improvisación. No es difícil adivinar que el poder de convocatoria de ambos púgiles ha alcanzado su punto álgido y que, por tanto, independientemente del resultado final de su primera pelea, el mundo del boxeo “exigirá” la revancha apenas se bajen del ring.

¿Para qué esperar un tiempo a negociar futuras condiciones si se pueden cerrar ahora? Sus bolsas están ahora mismo repartidas al cincuenta por ciento y, para el segundo combate, parece más que razonable que el vencedor se asegure un sesenta por ciento dejando el cuarenta para el perdedor. Así de simple y así de difícil. Según la revista Forbes, Tyson Fury ha sido el boxeador mejor pagado el último año, ingresando 51.230.000 euros. De esa cantidad, seis millones corresponden a acuerdos de publicidad. No deja de ser curioso que Anthony Joshua, que ingresó 42.241.000 en el año, reciba el doble que su rival en publicidad. Es un baremo suficientemente explícito para entender lo que se está acabando de perfilar entre los bastidores de las grandes promotoras y que el boxeo pueda permitirse un doble acontecimiento de dimensiones gigantescas del que todo el planeta estará pendiente.

Después de dejar las cosas claras en su revancha frente al mejicano Andy Ruiz, la figura de Anthony Joshua ha conseguido emerger como la de un campeón respetado. Capaz de ejercer durante doce asaltos una ley legendaria en el boxeo que consiste en golpear y no recibir. El púgil de Watford debería haber defendido estos días sus títulos frente al veterano búlgaro Kubrat Pulev pero la crisis del coronavirus lo ha cambiado todo por completo. Su previsible victoria ante Pulev se ha transformado en un doble combate en el que Fury, cuyo físico no tiene nada que ver con el de Andy Ruiz, puede hacer bueno el reciente comentario de un histórico campeón como Bernard Hopkins que se ha referido al de Manchester como “la más grande personalidad de los pesos pesados desde Muhammad Ali”. Sin llegar a tanto como dice Hopkins, siempre y cuando se tome las cosas tan en serio como lo ha hecho en sus últimos combates frente a Deontay Wilder, me la juego sin duda por Fury.

Leave a Comment