Nate Díaz le dejó un mensaje a McGregor: “Lucharé contigo en 4 años cuando hayas sanado”

In Noticias MMA by Leandro GambettaLeave a Comment

Este miércoles por la tarde, Conor compartió una foto de su careo ante Nate Diaz previo a su segunda pelea en UFC 202 en el 2016.

“Ahora agréguenme 30 libras de músculo y digan dind ding con acento de Dublín.”

La publicación no fue del agrado de Diaz quien respondió a Conor cuestionando que hable basura estando lesionado.

“Bro, tú no puedes caminar ni pelear ahora mismo. ¿Por qué estás hablando mierd*? Hablamos después.”

A partir de ahí, iniciaría un interminable ida y vuelta entre ambos peleadores.

“¿Quién no puede? Ven a ver, pequeño tonto flacucho y serás golpeado y enrollado, vago. California es mía.”

“Nah, perra. Debiste haber aprendido cómo no romperte la pierna cuando yo bloqueé tu mierda y saliste con muletas de la pelea conmigo. Y cómo vas a pelear conmigo si esta vez no puedes correr por tu vida con tu trasero roto. Tú perdiste la última pelea y corriste a las montañas, tal como Khabib, tú también eres un cobarde.”

“Eso significa que yo soy el doble triple campeón de toda esta mierd*. Jódanse todos, cobardes.”

“No olvides que Khabib me tuvo miedo y él te venció y te finalizó. Y no olvides que Dustin Poirier también me tuvo miedo pero también te venció y te finalizó. Todos ustedes son cobardes.”

“Él huyó de la jaula y yo boxeé con toda su familia. Y nadie me finalizó, amigo. Yo me rompí MI pierna. Nadie ni nada me hizo nada. Y como sea, no te preocupes por ellos. Ahora estoy en California por meses haciendo lo que quiera. Será la 3 en la calle ahora, a la mierd* tu pequeño deporte.”

Por momentos la atención de Nate se desvió a hacia Poirier y la de Conor hacia Khabib, pero eventualmente retomaron el intercambio.

“Solo son negocios, recuerda que tú eres el hombre del deporte. Yo les mostré a ustedes esta mierd* de la calle antes de que cualquiera de ustedes se diera cuenta del verdadero juego de la pelea, pequeñas perras deportistas.”

“Estoy con el gatillo a un pelo. Quédate donde estás escondido si sabes lo que te conviene, bro. Que Dios te bendiga, chico, que tengas un buen día.”

“Jódete.”

“Me jodo a toda la ciudad.”

Después de haberse dado la despedida, las cosas volvieron a encenderse unos minutos después.

“Pelearé contigo en 4 años cuando hayas sanado.”

“Los huesos sanan. ¿El traumatismo contuso al cerebro? No tanto.”

“‘Tú estás tomando todo por lo que he trabajado, hijo de p***’ Jajaja, bueno, entonces trabaja más duro, pequeña cucaracha.”

“Y tú muerto.”

“Creías que lo estaba, pero no lo estaba.”

Leave a Comment