Enrique Coorssen, el estandarte de la furia paraguaya en las MMA: “Quiero representar a mi país y ser campeón en UFC”

In Noticias MMA by Leandro GambettaLeave a Comment

Enrique Coorssen es un luchador paraguayo con sobrado hambre de gloria. La sangre le hierve cada vez que sube a una jaula de MMA, y como todo hombre nacido en esa tierra, no parará hasta dejar la bandera de su país en lo más alto de las mejores organizaciones, demostrándole al mundo de lo que es capaz un guerrero guaraní.

Desde la tranquilidad de su Asunción natal, el joven de 27 años se prestó a dialogar con Titan Channel y deslizó, entre otras cosas, sus aspiraciones en el planeta de las artes marciales mixtas y el gran 2021 que se le avecina.

“Soy luchador profesional de MMA y entreno en el gimnasio Asunción Muay Thay con varios compañeros experimentados, entre ellos Dinamita Sosa, que actualmente se encuentra viviendo en Estados Unidos. Mi último combate fue hace poco, el 19 de diciembre, contra un ex UFC, Kevin Souza, a quien le gané por nocaut en el primer round”, deslizó inicialmente Coorssen.

Y agregó: “tengo aspiraciones de llegar a competir en UFC, poder representar al país, y si Dios quiere ser campeón; sería mi mayor sueño”.
Sobre el importante crecimiento de las artes marciales mixtas en Paraguay, el luchador guaraní precisó que “lo está haciendo a pasos agigantados en las MMA, porque la furia de las artes marciales llegó hace tiempo al país. Nuestro representante fue César Goku Arzamendia y hay muchos luchadores; chicos que quieren sumarse a la actividad y cada vez más gente que se quiere sumar y colaborar”.

En cuanto a su recorrido en competencias internacionales, Coorssen recordó que “en 2016 pelee en San Pablo, Brasil, en un evento icónico del país, el Jungle Fight; el mismo albergó a los mejores luchadores brasileños como Anderson Silva, y pude ganar un combate noqueando a mi rival en el primer round (56 segundos), convirtiéndome en el primer paraguayo en lograr ese récord, como así también el primero en vencer a un ex UFC. Eso me llenó de orgullo, y ahora estoy más que decidido en ir para adelante, porque las aspiraciones son muy grandes”.

Por último, el joven de 27 años se describió como “un luchador que va al frente. Se boxear para adelante y para atrás, soy de contragolpear y considero que tengo una buena pegada”.

Leave a Comment