La intrahistoria del ‘autopuñetazo’ con el que Sam Maxwell ha engañado al mundo

In Boxeo, Noticias by Ana GarcésLeave a Comment

El vídeo de Sam Maxwell ‘autogolpeándose’ durante un entrenamiento de boxeo da la vuelta al mundo debido a su instrahistoria

El boxeador británico ha dado una lección sobre las ‘fake news’. Sobre a quién creer y a quién no. Sobre la importancia de contrastar la información. Todo eso mediante un vídeo que colgó en sus redes sociales. Sam Maxwell estaba ofreciendo uno de sus entrenamientos diarios de boxeo, dándole al saco. De repente, uno de los golpes se le escapa y acaba impactando en su propio ojo. A continuación, en el vídeo, aparece su rostro hinchado con el ojo completamente morado. Pero ¿es eso realmente lo que sucedió? ¿Lo provocó? ¿Por qué?

El vídeo fue un montaje

Maxwell es un boxeador muy conocido en Gran Bretaña, es campeón en la categoría de peso super ligero, por eso su vídeo autolesionándose no tardó en correr como la pólvora. Comenzó a aparecer en todos los medios. Algunos, incluso, le tachaban de ‘tonto’ al haberse golpeado él mismo mientras entrenaba con su saco. Mientras todos los medios se hacían eco de su incidente, incluyendo el vídeo del mismo con las consecuencias que se había provocado, él se reía de todo lo sucedido.

Lo que nadie se imaginaba era que el golpe que se dio el boxeador era de mentira, el moratón lo realizó mediante una aplicación, y su única intención era ver hasta dónde podía llegar ese bulo. Le entrevistaron en algunos canales, ocupó muchas líneas en medios deportivos… Y todo para demostrar hasta dónde puede llegar una ‘fake new’ (noticia falsa).

“Soy muy buen boxeador, jamás me golpearía a mí mismo dándole al saco, dejad de creer en ‘fake news’”.

Eso es lo que comentó en un vídeo que subiría posteriormente para explicar toda la situación y alertar de la importancia de contrastar la información antes de contarla. Ahí mismo, también explicaría la aplicación que utilizó para fingir cómo había quedado su ojo tras el falso golpe, y que sirvió de inspiración a muchos otros boxeadores que llenaron sus redes con el mismo efecto.

Leave a Comment