Tras su sorpresivo debut en PFL, el paraguayo Alexander Martínez sueña en grande: “Tengo todo para quedarme con el millón”

In Noticias MMA by Leandro GambettaLeave a Comment

El recorrido profesional de un luchador de artes marciales mixtas está inmerso en múltiples sensaciones y situaciones difíciles de pasar. El camino es duro, el sacrificio no se negocia y el deseo permanente por llegar a cumplir con el máximo objetivo trazado muchas veces depende de una cuota extra para alcanzarlo.

El caso puntual del paraguayo Alexander Martínez condice plenamente con lo narrado anteriormente. Se despojó de todas sus costumbres y arraigo familiar, para radicarse en Canadá y luchar por sus sueños en las MMA. Su historia de vida es particular, y su debut en PFL aún más.

En un mano a mano exclusivo con Titan Channel, el luchador guaraní repasó su debut victorioso ante Radzhabov en la organización estadounidense, los objetivos a corto plazo y el sueño de alcanzar por primera vez el millón de dólares.

“El día después de la pelea fue diferente; tuve mucha gente del país tirándome mucho odio. Me senté y mire la pelea más de tres veces y vi por qué los jueces me dieron ganador. Busqué terminar la pelea hasta el final de la campana. Recién el domingo mi cabeza se relajó y comenzó a disfrutar la victoria”, le dijo inicialmente Martínez a este medio.

Radzhabov en mi opinión es el Joel Romero de la 155. La pelea fue diferente a lo que tenía planeado hacer, no tengo excusas. No me sentí cómodo en mi propio cuerpo, mi equipo y yo ya estamos estudiando de cómo arreglar ese detalle. Ya estaba preparado mentalmente para lo que Razhabov trajo. Lo que me sorprendió fue mi falta de reacción. No se si fue el corte de peso o la falta de un campamento pero si se que no lo dejaremos pasar otra vez. Cometí mucho errores que normalmente nunca suelo cometer”, agregó.

Su sorpresiva llegada al debut de la competencia

Alexander Martínez no esperó debutar el pasado fin de semana en PFL, no estaba en los planes. Pero el destino le tenía preparada una enorme sorpresa.

“Todo esto fue una Sorpresa, un mes antes me estaba paseando por Vancouver con mi señora. Cuando me dieron una llamado para ser el alternativo de PFL Temporada 2021, mi equipo y yo dijimos que sí; cuando eres el alternativo, te pagan por estar en la burbuja de Covid por 17 días antes de la pelea para reemplazar a alguien por si hace falta. Las probabilidades de entrar en el 2021 eran muy bajas. Entonces, mi señora y yo nos volvimos a nuestra pequeña ciudad de Grande Prairie a 17 horas de manejo desde Vancouver, para completar todos los documentos médicos necesarios para poder competir. El viernes por la noche estaba hablando con mi señora antes de salir a renovar mi pasaporte paraguayo en Ottawa, recibí el llamado de que Case estaba fuera del torneo y yo me enfrentaba contra Radzhabov. No lo pude creer, di gracias a Dios y le metí pata los días restantes que faltaban por poder estar aunque sea un poco preparado para la pelea”, precisó. “Ahora estoy en Las Vegas preparándome para mi siguiente enfrentamiento de la parte 2 de PFL 2021. Y puedo pelear contra cualquier luchador que peleó la misma noche que yo lo hice en la categoría 155. Aún no pensé contra quien me gustaría pelear. Todos son muy duros pero tengo todo lo que necesito para poder ganar el millón de dólares”, completó.

Su llegada a Canadá, la adaptación a las nuevas costumbres y los recuerdos de su Paraguay natal

“Actualmente estoy viviendo en una ciudad pequeña llamada Grande Prairie. Extraño mucho la cultura y mi gente paraguaya pero sé que estar en Canadá es la mejor decisión para mi carrera. El apoyo de mis seres queridos es único y estoy muy agradecido a Dios por aquello. Ellos tienen mas fe en mi yo en mi mismo”, repasó el joven de 26 años.

Por último, remarcó que “moverme en Canadá no fue nada fácil; llegué con mi familia a los 14 años en busca de una una vida mejor. Trabajamos duro como familia y perseveramos. Si yo no estuviese en aquí no creo que estuviera persiguiendo las MMA. Seguramente estaría en Paraguay tratando de seguir una carrera universitaria. En Canadá no me veía siguiendo los estudios a los 18 por mi falta de inglés, entonces comencé a entrenar en lo que más cómodo me sentía: las artes marciales mixtas”.

Leave a Comment