Se preparó en la tierra de Khabib y está listo para hacer historia

In Noticias, Uncategorized by Leandro GambettaLeave a Comment

Agustín Destribats es argentino, tiene 22 años y se convirtió en el primer luchador de su país en clasificar a unos Juegos Olímpicos en 24 años, después de aquella participación de Pablo Ibire en Atlanta 1996.

La lucha es su vida, y la clasificación a los Juegos era uno de sus máximos sueños a tan corta edad, aunque nada ni nadie lo detendrá en la búsqueda del trofeo más importante a nivel personal: la presea dorada.

Si bien la realización tradicional de la cita olímpica es una incógnita y dependerá pura y exclusivamente de cómo avance la pandemia en el mundo, el joven argentino no perdió tiempo y aprovechó el cese de la actividad profesional para seguir perfeccionándose y llegar de la mejor manera al certamen del próximo año.

En un mano a mano exclusivo con Titan Channel, Agustín Destribats repasó el inmejorable momento que atraviesa en la disciplina, su residencia e historia de vida en Daguestán, la tierra del campeón de UFC, Khabib Nurmagomedov, los objetivos a futuro y la posibilidad de competir en MMA.

“Comencé a los 10 años en un club cerca de mi casa; el mismo tenía varias artes marciales y una de ellas era la lucha. A medida que fue pasando el tiempo me fui destacado en la disciplina y empecé a ir a distintos torneos;  fui ganando y eso provocó que hoy me gustara tanto este deporte que practico hace 13 años”, relató el cordobés.

Y continuó: “en esta etapa de mi vida la lucha lo es todo, ocupa la mayor parte de mi tiempo y dejo mucho de lado muchas cosas de mi vida personal  por querer luchar bien y estar siempre a un nivel alto. Me defino como un guerrero; yo salgo al colchón siempre con el hambre de ganar, no importa si enfrente tengo a un campeón del mundo, yo le quiero ganar”.

La enorme e histórica clasificación a los Juegos Olímpicos, le significó a Agustín conquistar uno de sus mayores logros deportivos, pero también provocó un cimbronazo a nivel nacional.

“Estoy muy contento por ese resultado; creo que abrí una puerta que estaba cerrada hace años para que otros luchadores de Argentina puedan entrar. Les di esa confianza de que si yo lo hice ellos también pueden. Y eso me pone muy feliz”.

El tiempo en su Córdoba natal gracias al cese de la actividad, le permitió a Destribats reencontrarse y pasar más tiempo con su familia, aunque no desperdició un solo segundo para seguir con la puesta a punto de cara al regreso profesional.

“Con todo esto de la pandemia estuve casi 8 meses en mi casa, un montón; hacía años que no pasaba tiempo con mi familia. Vivo viajando, y es más, ahora estoy de viaje. La mayor parte del año estoy en Rusia, Daguestán, dónde se encuentran los mejores luchadores. En cuanto al entrenamiento, siempre hacemos doble turno y en verano a la mañana salimos a correr”, agregó.

Al ser consultado por la posibilidad de probar las MMA, teniendo en cuenta que se encuentra entrenando en la tierra del campeón de UFC,  Khabib Nurmagomedov, el argentino fue contundente en su declaración.

“Me gustan otras disciplinas e intentaría hacer un poco de MMA para ver qué tal soy (risas), y si me siento capaz como lo hago en la lucha seguro competiría. A Khabib no lo pude ver, pero me hubiese encantado verlo al menos de lejos; es un ídolo y me gusta mucho su estilo, aunque no sé si me identifico. Él está en otro nivel y es el mejor en su deporte, yo estoy intentando ser el mejor en lo mío“.

Por otro lado, se refirió a la situación de su país, y a las chances de crecimiento de la lucha nacional. “Argentina es un país con muchos talentos, vi muchísimos buenos luchadores que se fueron perdiendo con el tiempo, pero tengo fe que si se organiza en un tiempo, Argentina puede estar entre los primeros de América”.

Por último, remarcó que se puede vivir de la lucha, aunque “es el día a día , no hay lujos. Cuesta mucho dejar la familia para cumplir un sueño, más un sabiendo que después volvés y tenés que trabajar porque con la lucha sola no te podes comprar una casa o un auto”.

Leave a Comment